De: El idioma secreto – María José Ferrada

 

RECUERDO que pasé el día inventando un idioma con migas de pan.

Que abrí las ventanas y me quedé frente a la mesa
durante toda una noche
esperando que un fuerte viento se llevara mi poema.
Fue el invierno más frío de la década.

Vinieron días y días de regaños, aspirinas y paños fríos.

Pero en medio de la fiebre,
las palabras volaron una a una de la mesa
y se fueron a vivir junto a los pájaros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s