Sobre la vida y la leche – Sasha Grey

Crees que una chica con estudios debería tener pensamientos más profundos con los que pasar el tiempo que buscar la mejor palabra para expresar el producto de una eyaculación. Yo no estoy tan segura.

(…)

¿Por qué?

Porque la respuesta está justo ahí, delante de tus narices.

Es la leche.

¿No me crees?

Te lo demostraré.

Empecemos por una afirmación con la que todo el mundo esta de acuerdo:

El sexo es el motor de la vida.

Porque sin sexo no hay vida. Y, de igual forma, sin vida no hay sexo. Están unidos de manera inextricable, como la gallina y el huevo. Además, el sexo sin leche es como un Big Mac sin la salsa especial. Es la esencia mágica de la que todos, todos venimos. Porque cualquier cosa en este mundo necesita reproducirse para sobrevivir. Incluso un resfriado común. La existencia depende del proceso reproductivo.

(…)

Y a todos los que tenéis inclinaciones más espirituales, lo único que puedo deciros es que no estuvisteis lo bastante atentos en clase de religión, ni leísteis las Sagradas Escrituras con la tención suficiente, porque si hay algo que le sobra a la Biblia es sexo. Es difícil encontrar una página en la que alguien no se pregunte cuándo llegará Dios, cuándo llega Jesús o cuándo llegará la salvación.

Pensarás. “No seas idiota2.

Lo que yo digo es que nos enseñan a tomarnos la Biblia al pie de la letra. Y eso es exactamente lo que yo hago.

Si la Biblia se pensí como una guía para la existencia, ¿por qué iban a querer los autores hacer jueguecitos de palabras con el lenguaje u ocultar su verdadero significado?

¿No está pensada la Biblia para que las personas se sietan mejor consigo mismas?

¿Qué hay más útil que el sexo para que nos sintamos bien con nosotros mismos?

Tomemos un versículo al azar. Por ejemplo, Lucas 17, 20-21. Los fariseos preguntan a jesús cuándo se producirá la venida del Reino de Dios. ¿Y qué responde él? Dice: “El reino de Dios está dentro de vosotros”.

Yo diría que no hacen falta más explicaciones. En realidad no hay mucho misterio. Yo diría que solo puede estar hablando de una cosa.

De la leche.

¿Y qué se peude decir de Dios sino que es la leche?

De: La sociedad Juliette, de Marina Ann Hantzis a.k.a. Sasha Grey.

Incineraciones | Leer y vivir como quien monta animales salvajes..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s