La Anguila de Eugenio Montale

La Anguila, la sirena

de mares fríos que abandona el Báltico

para llegar a nuestros mares,

a nuestros estuarios, a los ríos

que remonta en profundidad, bajo adversas corrientes,

de brazo en brazo, y luego

de cabello en cabello, adelgazados

cada vez más adentro, más en el corazón

de la piedra, filtrándose

por fangosos canales hasta que un día

una luz lanzada desde los castaños

su brillo enciende en charcos de agua muerta

en los fosos que bajan

desde los riscos de los Apeninos de la Romaña;

la anguila, antorcha, fusta,

flecha de amor en tierra

que sólo nuestros cauces o resecos

arroyos pirenaicos devuelven

a paraísos de fecundación;

alma verde que busca

vida donde tan sólo

reinan sequías y desolación,

centella que nos dice

todo comienza cuando todo parece

carbonizarce, sepultada rama,

iris breve, gemelo

de ese que engarzas entre tus pestañas

y haces brillar intacto entre los hijos

del hombre, inmersos en tu barro,

¿puedes no pensar que es tu hermana?

vía Remisería y Anexos: La epopeya del bebedor de whisky.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s