Enfermo

Estar enfermo de literatura es una de las condiciones que uno necesita a veces para poder sobrevivir. Pero esencialmente, cada vez que este virus latente se apodera de todo el ser las condiciones de vida a las que nos arroja -al menos mientras la fama no nos toque y estemos puros e inmaculados- son infimas, un pauperrimo suceder de locuras y homicidios y autocidios. Si pudiesemos -o pudiese al menos- deshacer el centro de mi atención y dejar de escribir, sería un triunfo de mi sobre mi mismo. Kafka decía: “entre la lucha entre tu y el mundo, colabora con el mundo”. Un consejo a todas luces muy sano. Recordemos que lo escribio en un sanotorio, entre algunos barbituricos. Tal vez, ahora que lo pienso, muchos escritores tratan de escpar de si mismos a través de otras curas no menos saludables: drogas, alcohol, crimenes ejemplares. No es una fuga del mundo, es una entrada al mundo. Si como decía Borges se escribe porque se está encarnado, entrar en el mundo para un ser tan encarnado como un escritor es volverse un fantasma de si mismo, es crear un heteronimo, un clon estúpido que como en una película de ciencia ficción, si muere, muere también su creador.

Anuncios

Un comentario en “Enfermo

  1. no, thanks, yo ahora ando alejándome de todo tipo de enfermedades y más aún sobretodo de la enfermedad literaria que puede coparte hasta la respiración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s